Alopecia frontal fibrosante : un problema creciente

 In Dermatología

La alopecia frontal fibrosante es una afección inflamatoria  capilar cada vez más frecuente. Afecta sobre todo a mujeres post menopáusicas aunque también se ha observado en mujeres más jóvenes y ocasionalmente en hombres.

Desde que fue reconocida como tal en 1994 ha ido en aumento en los últimos 10-15 años sugiriendo la posibilidad de factores medioambientales en su producción.

¿Cómo se manifiesta la alopecia frontal fibrosante?

El signo más evidente es la recesión de la línea de implantación capilar a nivel frontal y temporal. En otras palabras: el cabello va yendo “para atrás” en la zona de la frente y las sienes, dejando una frente mucho más ancha.  Es como si una “diadema” fuera empujando el pelo hacia atrás.

Otra zona clave son las cejas, que se van perdiendo.

Puede llegar a afectarse incluso el cabello de la zona de la nuca e incluso el vello corporal.

 

¿Es algo nuevo?

Que haya sido descrita y reconocida como un problema capilar en 1994 no quiere decir que no haya existido antes. De hecho podemos observarla en numerosos retratos femeninos de los siglos XV y XVI.

Es evidente en los retratos de la Reina Isabel I pero aún lo es  mucho más en cuadros de Fra Lipo Lippi “Mujer con un hombre en la ventana”,  Paolo Ucello “A Young lady of fashion”, Pisanello  “Retrato de Ginebra”, Rogier van der Weyden “Retrato de una dama”… y muchísimos retratos más.

 

¿Cuál es la causa de la alopecia frontal fibrosante?

A día de hoy no se han establecido las causas que la producen. Se han mencionado factores genéticos, hormonales y medioambientales, pero sin una certeza absoluta. Posiblemente sea una mezcla de varios de estos factores.

En los últimos años se la ha relacionado con la utilización de cosméticos y pantallas solares. Pero sin una demostración definitiva de que ésta sea la causa, ya que los datos se obtienen mediante cuestionarios, tanto en hombres como en mujeres. Se trata de datos estadísticos, por ejemplo:  “las personas que padecen este problema utilizan más productos de este tipo”. Pero también hay pacientes  con la afección que no refieren haberlos utilizado de forma importante.

En definitiva: no hay nada claro por el momento.

El maquillaje en la historia

Surge una pregunta: ¿las mujeres de estos retratos se afeitaban la cabeza porque una frente más ancha les parecía más atractiva? ¿ O el maquillaje utilizado tenía algo que ver?

En la antigua Grecia y en Egipto se utilizaban productos de belleza con antimonio, una sustancia altamente tóxica.

En época de la Reina Isabel I era muy popular el maquillaje a base de plomo, que otorgaba rostros más blancos. Se hacía disolviendo plomoblanco en vinagre para crear una sustancia que se aplicaba como una máscara.

¿Tendrían algo que ver estos maquillajes con la alopecia de estas mujeres? No lo sabemos a ciencia cierta…

 

Tratamiento de la alopecia frontal fibrosante

 

Al no haberse desentrañado las causas que la producen, no se puede establecer un tratamiento curativo. Se utilizan distintos productos tópicos y orales para intentar frenar o ralentizar el avance. Pero una vez más, se nos escapa una solución definitiva.

Por eso esta patología esta siendo estudiada por distintos equipos de investigación en el mundo, a la búsqueda de desentrañar sus secretos… lo cual no es nada fácil por la infinita cantidad de variantes que pueden influir en el tema.

 

En resumen

La alopecia frontal fibrosante  nos deja más preguntas que respuestas:

  • ¿por qué hay cada vez más personas que la padecen?
  • ¿hay circunstancias medioambientales que contribuyen a ello?. Si es así: ¿cuáles son?
  • ¿podría tener algo que ver la polución ambiental? Entre los metales pesados que pueden contaminar el aire podemos encontrar plomo, mercurio y cadmio, entre otros
  • ¿tienen algo que ver los filtros solares o los cosméticos? Si es así: ¿cuáles son los componentes exactos?

Desde luego no podemos dejar de lado los factores hormonales, genéticos y de otras patologías asociadas. Pero tampoco podemos dejar de hacernos estas preguntas, que por ahora no tienen una respuesta clara

 

¿Podemos prevenirla?

Como no sabemos por qué se produce, poco podemos hablar de prevención.

Sin embargo, no vendrían nada mal unos consejos generales, mientras esperamos que el misterio se resuelva:

  • utilizar cosméticos orgánicos (aunque no podemos asegurar que la prevendremos, estos cosméticos tienen muchos puntos a favor en cuanto son más naturales)
  • sustancias y activos anti polución para nuestra piel
  • y un pequeño truco: cuando apliquemos una crema, ya sea solar o cosmética en el rostro, tener cuidado de no llegar al borde del pelo ya sea en  la frente, la sien o las cejas.  A veces aplicamos estos productos con demasiada prisa y casi siempre llegamos a estos lugares.  Es mejor que nos tomemos un tiempo para aplicarlos, evitando llegar a estas zonas. Aunque sea por las dudas…

 

Este post es meramente divulgativo, comentando los últimos avances científicos  en la comprensión de esta enfermedad. Tiene carácter general y no particular.. A través de este medio no se realizan tratamientos ni comentarios sobre casos particulares.

 

 

Recommended Posts

Deja un Comentario

Contáctanos

Not readable? Change text. captcha txt
olor a pies