Caída de cabello estacional

 In Dermatología

Cuando se inicia el otoño  la consulta por caída de cabello suele ser un  tema muy frecuente en las consultas dermatológicas.  Muchas personas se sienten alarmadas o asustadas al constatar un aumento de cabellos en la almohada, la ducha o el peine, que se convierten en pruebas irrefutables  de que algo está pasando.  Y entonces es probable que aparezcan pensamientos alarmantes tipo: “¡Me voy a quedar calva/calvo!”. Lo mejor es apelar a la calma: la caída estacional del cabello es un momento de renovación y por lo tanto el cabello que cae vuelve a nacer.

¿Por qué se produce la caída de cabello estacional?

Las estaciones son etapas de cambio y renovación en los seres vivos. En los árboles caen las hojas, que luego renacerán en primavera.  Los mamíferos suelen tener mudas dos veces al año, sobre todo los que viven en climas templados o regiones polares, ya que es una necesidad fundamental  tener un pelo más grueso en invierno y más fino en verano.

Tanto en los animales como en los seres humanos el pelo tiene un ciclo vital que comprende una fase de crecimiento (fase anágena), una fase de transición (fase catágena) y una fase de reposo y caída (fase telógena).  Pero la diferencia importante es el modo como se realiza este ciclo piloso. Mientras que en los animales peludos este ciclo se realiza de forma sincronizada en todos los folículos a la vez en los seres humanos el ciclo se realiza de forma no sincronizada. Es algo completamente lógico: si un oso necesita un pelo grueso para el invierno, todos los folículos deben tener la misma función, de lo contrario quedaría “en parches” y ¡vaya  protección sería! Pero los humanos hemos perdido esta función de protección del pelo en el curso de la evolución y hoy en día su propósito gira en torno a la interacción social y el atractivo, y por eso se vuelve tan poco deseable la falta o pérdida del mismo como su crecimiento excesivo o en sitios no deseados.

¿Y cómo es que un animal “sabe” cuando ha de cambiar su pelaje? Los cambios en la duración del día, la temperatura ambiental y la nutrición son los disparadores de la renovación de los ciclos pilosos:  los días más largos de la primavera y el acortamiento de los mismos en el otoño son los desencadenantes de los cambios hormonales que acaban haciendo que produzca un pelaje más grueso o más fino de cara a la estación que se avecina.

¿Y qué sucede en el ser humano?

Ya habíamos comentado que el ser humano tiene un ciclo piloso no sincronizado: es una distribución en mosaico. Imaginemos esta obra pictórica, elaborada con pequeñas piezas de piedra o cerámica. Una de las piedrecitas está en fase de crecimiento, la de al lado en reposo… ¡Qué lío! ¿Y para qué? Simplemente para tener pelo durante todo el año. Por eso cada día tenemos un porcentaje de cabellos que caen mientras otro al mismo tiempo están naciendo.

Pero hay que recordar que también somos mamíferos, y como a ellos nos condiciona la duración de la luz del día, aunque en nuestra sociedad esta duración natural se ve camuflada por la iluminación artificial de nuestras casas y ciudades.  La caída de cabello estacional  vendría pues a representar un “recuerdo” de la muda pilosa de los mamíferos, que produce un aumento de la caída con los cambios de la duración del día para luego volver a crecer y reciclarse.

En estudios realizados se ha podido apreciar que hasta un 90% de los cabellos están en fase de crecimiento en la primavera, mientras que al llegar el otoño los cabellos que crecen son sólo un 80%. Las cifras pueden variar, desde luego, pero es esa diferencia de porcentaje (en el ejemplo sería un 10%) lo que condicionaría la caída estacional. El pelo entraría en reposo al final de la primavera y el verano y caería en otoño. Porque hay que recordar un dato importante:  el ciclo completo crecimiento- caída tarda unos tres meses,  de manera que el que cae hoy ha entrado en reposo tres meses antes. Y también hay que tener en cuenta el cambio climático: en muchas personas la caída empieza antes , durante el verano, sobre todo cuando se dan otros factores importantes en nuestra sociedad como pueden ser el estrés y la ansiedad.

¿Cómo se trata la caída de cabello estacional?

En una persona sin problemas capilares previos el cabello volverá a nacer al cabo de tres meses, con lociones o vitaminas o sin ellas.

Si se trata de una persona que experimenta una caída mayor de lo normal durante todo el año, lógicamente al llegar este período puede intensificarse. En ese caso conviene estudiarlo más a fondo,  y acudir a su médico.  Entre las pruebas que pueden realizarse: una   analítica completa que incluya entre otras cosas el hierro y el zinc, y despistar posibles problemas tiroideos, sobre todo si hay una clínica acompañante.

Puede llegar a pensarse que la caída estacional es un tema sólo de mujeres: no es así, sólo que en mujeres con cabello largo se nota más. Tampoco es cierto que por lavarnos menos se caerá menos: los cabellos que ya están sueltos  se desprenden al lavarlos o cepillarlos y se caerán de todas formas, con lavado o sin él.

De manera que ante una caída estacional ante todo ¡tranquilidad! La mayoría de las veces se trata de personas sanas que sólo se angustian con la posibilidad de quedarse calvas. Si ves que el tema te preocupa mucho, acude a tu médico, pero recuerda que en la mayoría de los casos sólo se trata de un ciclo de renovación:  el cabello no se pierde, se renueva. Es un ciclo normal de la naturaleza de la que formamos parte, como las hojas de los árboles o el pelo de los mamíferos. Y si un oso al llegar el invierno tendrá un pelo más grueso y espeso, la mayoría de los seres  humanos al llegar al invierno habremos pasado este período de renovación y la caída estacional habrá cesado.

 

 

 

Recommended Posts
Comments
pingbacks / trackbacks
  • […] normal, acentuándose de forma fisiológica en determinados períodos del año: es la llamada caída de cabello estacional. Los efluvios suponen una caída mayor de la habitual y se clasifican según la fase del ciclo […]

Deja un Comentario

Contáctanos

Not readable? Change text. captcha txt
lunares