Depresión y aminoácidos

 In Micronutrición, Salud

La depresión es un trastorno del estado de ánimo, transitorio o prolongado, que se caracteriza por sentimientos de infelicidad, tristeza, abatimiento , dificultad para concentrarse o realizar las tareas habituales e incapacidad de disfrutar. Puede estar o no acompañada de ansiedad.
Hay distintos tipos de depresión, algunas ocasionadas por causas desencadenantes conocidas, como el post parto, los trastornos menstruales, la menopausia, la vejez, la desencadenada por el estrés o los cambios de estación. Otros casos son muy severos, como la llamada depresión mayor, con su hermana pequeña, la depresión menor y otros cuadros intermedios.

¿Cuál es la causa de la depresión?

Se acepta que un elemento central en la depresión es una insuficiente actividad de los llamados neurotransmisores, moléculas que transmiten información de una neurona a otra. Los principales neurotransmisores implicados en la depresión son la serotonina, la noradrenalina ( o norepinefrina) y la dopamina. La gran mayoría de los medicamentos anti depresivos se dirigen de hecho a mejorar la transmisión en uno o varios de estos agentes.
La síntesis de la mayoría de los neurotransmisores se controla en el cerebro. Para algunos de ellos, la cantidad de precursores presentes puede influir en su producción. Durante los años 70 del siglo pasado, algunos investigadores indicaron que la ingestión de precursores dietéticos podía incrementar sus niveles cerebrales y sugirieron que los precursores de la serotonina, la dopamina y la noradrenalina podrían ser útiles para tratar la depresión leve.

Los aminoácidos precursores

Los aminoácidos son las moléculas orgánicas que forman las proteínas, y son elementos que ingerimos a diario con la alimentación.

El aminóacido precursor, la “madre” de la serotonina es el L triptófano, mientras que los precursores de la dopamina y la noradrenalina son la L tirosina (¡no es la hormona!) y la L fenilalanina. En los años 70 y 80 se iniciaron investigaciones para utilizar estos aminoácidos en los pacientes depresivos.

¿Qué síntomas pueden señalar la deficiencia de neurotransmisores?

Lo ideal es realizar una analítica específica en sangre, donde podremos saber si hay una deficiencia en concreto. Pero mientras tanto hay algunos síntomas que nos pueden dar pistas.

La serotonina es un neurotransmisor que favorece un comportamiento calmado y relajado. Y a partir de ella se forma la melatonina, hormona que favorece el sueño. De manera que con estos datos podemos tener pistas: los pacientes con deficiencia de serotonina se sentirán irritables, nerviosos, agresivos, impacientes, incomprendidos y no toleran los contratiempos ya que se sienten que “los superan”. Como no forman suficiente melatonina pueden tener dificultad para conciliar el sueño. Otro síntoma es la dificultad para desconectar con el trabajo y la necesidad de usar estimulantes como café, té, alcohol o tabaco. Pero además hay un síntoma que es muy característico: la necesidad de comer dulces o chocolate, sobre todo por la tarde y por la noche. Y un mal control de los impulsos de picotear: ansiedad por la comida. Las palabras clave serían: irritabilidad y deseo de dulces o picoteo.

La noradrenalina se forma a partir de la dopamina. Estos dos neurotransmisores son “activadores” y tienen que ver con el dinamismo, el placer, la felicidad, la atención, la energía sexual, la fuerza de voluntad, el aprendizaje y el estado de alerta. De modo que los síntomas de bajos niveles pueden ser el cansancio, la falta de motivación, el desinterés, funcionar al “ralentí”, dificultad para tomar decisiones, problemas de concentración, dificultad para dormir, dificultad para terminar lo empezado, falta de proyectos, problemas de memoria y de aprendizaje, desgana por la actividad social o el encuentro con amigos, falta de autoestima, falta de impulso sexual y dificultad para sentir placer. Las palabras clave serían: falta de alerta, energía, motivación , atención y placer.

Desde luego que es importante corregir los problemas intestinales si los hubiera, ya que contribuyen a la carencia de los neurotransmisores.

Tratamiento de la depresión con los aminoácidos

La depresión puede ser un cuadro grave, de manera que es importante no auto medicarse y buscar siempre ayuda profesional.
Cuando se utilizan aminoácidos para tratar los cuadros leves o puntuales es importante tener en cuenta los síntomas explicados, y de ser posible contar con analíticas de sangre que así lo atestigüen y a la vez permitan un seguimiento para valorar la eficacia.
Si lo que está bajo es el nivel de serotonina, se utilizará el L triptófano o su metabolito, el 5-HTP.
Si hay niveles bajos de dopamina o noradrenalina, se utilizarán la L tirosina o la L fenilalanina.
La dosis y posología siempre es mejor que sean indicadas por un profesional.

Recommended Posts
Showing 5 comments
  • Mer
    Responder

    impresionante post , tenia la duda de lo que me pasa desde toda la vida y me he dado cuenta que es una falta de aminoacidos tras empezar a ingeriri bcaa y algun otro complemento, y este post me ha corroborado que es asi . tengo todos los sintomas y psoriasi que esta atribuida a problemas de intestino. muchas gracias por tu aportacion!! de corazon !!

    • Cristina Zemba
      Responder

      Hola, Mer. Me alegro mucho que el post te haya resultado útil. La intención es aportar información que pueda servir al lector. Un saludo cordial. De corazón!

pingbacks / trackbacks
  • […] estado depresivo y las alteraciones en la memoria tienen una fácil explicación: los estrógenos están […]

  • […] tiroideas, cortisol y hormonas femeninas y masculinas. (ver post anteriores) . Alteraciones en neurotransmisores, como serotonina, dopamina y noradrenalina. Poniendo un ejemplo: una persona tiene un aumento (o […]

  • […] pero que ayuda también a nuestras glándulas suprarrenales en la gestión del estrés Ciertos aminoácidos: el L triptófano es un precursor del neurotransmisor serotonina, necesario para nuestra calma y […]

Dejar un comentario

Contáctanos

Not readable? Change text. captcha txt