Dieta de aporte proteico : qué es y cuándo utilizarla

 In Nutrición

La dieta de aporte proteico es una dieta para perder peso que  garantiza un aporte adecuado de proteínas reduciendo drásticamente hidratos de carbono y grasas. De esta forma se evita perder músculo y masa magra. Observese que no hablamos de “dieta hiper proteica”. “Hiper” quiere decir que añadiríamos más proteínas que las habituales de una dieta normal, y eso traería ciertos problemas. Aquí se respeta la cantidad habitual de proteínas, reduciendo los hidratos de carbono y grasas. Por lo tanto será una dieta normo proteica, hipo grasa  e hipo hidrocarbonada.

Se divide en varias fases cuya duración dependerá en cada caso en particular, dependiendo entre otras cosas del volumen de masa corporal total y el peso a perder. Es indispensable complementar con suplementos nutricionales para compensar las carencias y desequilibrios de las primeras fases (se aporta sodio, potasio, magnesio, calcio, vitaminas y minerales y ácidos grasos poliinsaturados). También es fundamental una hidratación correcta. Por eso es necesario un estricto control médico, que supervisará con seguimiento clínico y analíticas la evolución del tratamiento.

La dieta de aporte proteico ¿es apta para todos? ¿se puede hacer por cuenta propia?

No. Esta dieta tiene contraindicaciones específicas. Es necesaria una historia clínica donde se consignen las enfermedades o problemas que aquejan al paciente y las medicaciones que toma. Y también un análisis clínico completo (reciente) antes de comenzarla.

¿Quién puede realizar una dieta de aporte proteico?

Todas las personas que tengan sobrepeso , quieran recuperar la línea y no presenten contraindicaciones para la misma.

¿Qué diferencias hay con una dieta hipocalórica clásica?

La dieta hipocalórica es aquella en la que se reducen las calorías. Y en esta reducción de calorías entran distintos grupos alimentarios que la persona puede comer: hidratos de carbono, grasas y proteínas. O sea: el valor importante es la caloría.

En la dieta de aporte proteico, en cambio, se tienen en cuenta el tipo de alimentos que se consume, más que un conteo de calorías. ¿Por qué? Por la forma diferente en que se compartan dentro del cuerpo este tipo de alimentos. Por poner un ejemplo: una manzana tiene unas 52 calorías. Las almejas, unas 50. Las calorías son parecidas y sin embargo las reacciones químicas que despiertan en el cuerpo son diferentes. Este ha sido un tema de debate por años entre los que decían “una caloría es una caloría, venga de donde venga” y los que decían que una caloría, en igualdad de condiciones, se comporta de forma diferente según el grupo alimentario al que pertenece. Lo cierto es que desde hace algunos años han aumentado exponencialmente el número de publicaciones y estudios realizados y también la aceptación de los fundamentos de la dieta de aporte proteico, que consisten siempre en mantener las proteínas pero reducir los hidratos de carbono y las grasas.

Las dietas hipocalóricas pueden ser prescritas por nutricionistas y médicos. Las dietas de aporte proteico sólo puede prescribirlas un médico.

¿Qué beneficios tiene una dieta de aporte proteico?

  • pérdida de peso rápida
  • sin sensación de hambre
  • preservación de la masa muscular
  • sensación de vitalidad
  • remodelación corporal (no sólo se pierde volumen sino sobre todo grasa, que es más difícil de perder)
  • mejoría de la celulitis

 

¿Hay efecto rebote?

Siempre comento a los pacientes un ejemplo: si hoy que no haces dieta comes una magdalena tiene el valor de una magdalena. Pero si estás haciendo una dieta y la cortas de golpe, cuando comas una magdalena valdrá 4 magdalenas y no una. Cuando has perdido grasa, los gránulos de grasa contenidos en el adipocito disminuyen. Hay que dejar que el adipocito se estabilice a su nueva condición de “delgado” . De lo contrario, si le añades combustible inapropiado crecerá de nuevo. Es algo así como un buzo: si se mete en el mar muy profundo tiene que hacer un período “de descompresión” antes de volver a la superficie, sino tendrá problemas serios. No puede subir “ya”.

Por eso la dieta tiene distintas fases: unas para perder peso rápido y otras para estabilizar e ir incorporando alimentos con sabiduría. Este período sirve también para educar y aprender hábitos alimentarios correctos. Es importante tomar conciencia e incorporar estos hábitos a nuestra vida diaria llegando a lo que llamamos equilibrio alimentario. Aprender a comer: qué, cuándo y cómo es lo que permitirá estabilizar el peso de forma constante.

¿Por qué no se pasa hambre?

Cuando restringimos los hidratos de carbono y las grasas de la alimentación el cuerpo busca otras fuentes de energía: nuestra propia grasa. Por eso justamente van desapareciendo los michelines y la barriga. Al consumir nuestra grasa interna el cuerpo hace una serie de reacciones químicas que llamamos cetosis. Los cuerpos cetónicos producen sensación de saciedad y bienestar a nivel cerebral.

Dieta de aporte proteico: ¿qué productos se consumen?

Es importante que el aporte de proteínas, grasas e hidratos se efectúe en las cantidades precisas y adecuadas. Por eso hay distintos alimentos preparados destinados a este fin que se pueden acompañar de ciertas verduras desde el primer día. Según la fase de la dieta se pueden incluir una o dos comidas de alimentos del frigorífico (pescado, huevos, etc)

Los productos elaborados pueden elegirse entre una amplia gama de texturas y sabores, salados o dulces. Incluso hay productos sin gluten o sin lactosa para los que tienen una intolerancia a estos alimentos.

Estos productos no se venden en la farmacia , ya que exigen una prescripción y un seguimiento médico para su venta, por los motivos antes mencionados: esta dieta tiene contraindicaciones por lo que no puede realizarse como “venta libre”. Hay puntos de venta especiales o también llamando por teléfono a los puntos de venta.

Recommended Posts
Showing 3 comments
  • Nuria
    Responder

    Buenas tardes,
    Puedes hacer alguna cosa para eliminar el vitiligo en una niña?
    Gracias

    • Cristina Zemba
      Responder

      Hola, Nuria. No existe un tratamiento universal “milagroso” para el vitiligo. En este y en cualquier otro caso hay que investigar posibles causas de fondo que puedan crear desequilibrios para intentar corregirlas. El conocimiento científico sobre el vitiligo no arroja aún toda la luz necesaria. En Medicina Integrativa lo que hacemos es buscar causas subyacentes de desequilibrios para poder corregirlas.

pingbacks / trackbacks

Deja un Comentario

Contáctanos

Not readable? Change text. captcha txt
alimentos funcionaleskonjac shirataki