El magnesio y su importancia en la salud

 In Medicina integrativa, Micronutrición

El magnesio es el cuarto metal más abundante de la corteza terrestre (después del hierro, oxígeno y silicio).

Sus funciones en el cuerpo son innumerables, ya que interviene en más de 300 reacciones enzimáticas. Dicho en otras palabras, si el magnesio es deficiente las reacciones enzimáticas no se producirán correctamente.

Aportes de magnesio en nuestra alimentación

Los alimentos con más contenido de magnesio son:

  • frutos secos
  • legumbres
  • cereales integrales
  • pescado y marisco
  • cacao
  • frutas (plátano)
  • vegetales verdes
  • cacao

Un dato muy importante: no puede ser sintetizado ni almacenado, de modo que debe ser aportado de forma regular.

No todo el magnesio que se consume es asimilado: sólo el 30-50% es absorbido y el resto es eliminado, por heces y orina.

¿Cómo se reparte el magnesio en el organismo?

La mayor parte (un 65%) va al hueso, 35% a las células del organismo y sólo menos del 1% se detecta en sangre.

El 99% del magnesio está dentro de las células, no circulando en sangre. De modo que si queremos saber como estamos de magnesio, el análisis de sus valores en sangre no nos va a servir demasiado.  Aún el magnesio intraeritrocitario (o sea, dentro de una célula) no es un valor exacto.

¿Qué funciones cumple el magnesio en nuestro cuerpo?

Tiene distintas funciones:

  •  Estructural: forma parte del hueso, esmalte dental y membranas celulares)
  • Metabólica dentro de la célula: ayuda a la producción y el almacenamiento de la energía, interviene en la defensa antioxidante y ayuda en la respuesta inmune
  • Metabolismo fuera de la célula: se relaciona con el ritmo cardíaco, la contracción muscular y los impulsos nerviosos.

    ¿Por qué se producen las deficiencias de magnesio?

Además, cumple un papel muy importante frente al estrés: ayuda en la producción de neurotransmisores, frena la excitación nerviosa y limita la reacción excesiva del cortisol durante el estrés crónico. De modo que si estamos estresados, nuestro cuerpo utiliza en gran cantidad nuestro magnesio para ayudarnos a gestionarlo. O en otras palabras: durante el estrés se pierde magnesio.

  • alimentación que no lo contenga
  • necesidades aumentadas: estrés
  • mala absorción intestinal
  • por competición: si consumimos mucho calcio sin consumir también magnesio, queda descompensado
  • fitatos y oxalatos: contenidos en cereales integrales y vegetales, reducen la asimilación del magnesio atrapándolo en el tubo digestivo (y es curioso, porque cereales integrales y vegetales contienen magnesio pero la proporción que nos quedamos de él es más baja debido a los fitatos y oxalatos)
  • consumo alto de alcohol
  • medicamentos: corticoides, diuréticos, neurolépticos

 

 

¿Qué síntomas produce la deficiencia de magnesio?

Como medirlo en sangre no tiene mucha utilidad, muchas veces los síntomas nos orientan hacia esta posibilidad:

  • “temblor” en los párpados
  • ansiedad
  • cansancio
  • dificultad para tragar (“bola histérica”)
  • palpitaciones
  • depresión
  • contracturas musculares y rampas
  • sentirse tenso y dificultad para relajarse
  • dificultad para dormir

Estos síntomas pueden deberse a muchas otras cosas, no son exclusivos. Por eso no hay que atribuirlos sin más al magnesio ya que pueden ser otros diagnósticos. Más bien sirven como guía, para comentarlo con un profesional sanitario y valorar si en ese caso concreto el magnesio puede ser de utilidad o no.

Magnesio en Medicina Integrativa

Puede utilizarse para complementar otros tratamientos médicos en curso, cuando el profesional lo encuentre adecuado. Entre otras situaciones puede usarse en:

 

  • asma: porque el magnesio ayuda a relajar la musculatura bronquial y suaviza el broncospasmo
  • síndrome metabólico
  • migraña
  • depresión
  • ansiedad
  • hipertensión arterial
  • piel atópica
  • trastorno por déficit de atención
  • salud ósea
  • dolores menstruales

El magnesio como suplemento

Viene en forma de distintas sales:

 

sal inorgánica: cloruro, óxido, sulfato, carbonato y yoduro. Estas sales tienen baja absorción, rápida eliminación y acelera el tránsito intestinal, con lo que pueden ocasionar diarrea si hay demasiada cantidad

sales orgánicas: citrato, lactato, pidolato y aspartato. Tiene una mejor tolerancia

– sales liposolubles: glicerofosfato (formas queladas), bien absorbidas

 

A veces se usan en suplementación como sales combinadas

Cada sal puede ser elegida en función del efecto que se desee en un problema dado. Lo ideal es que la recomendación venga de la mano de un profesional sanitario.

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Lourdes Forns
    Responder

    Molt interessant. El problemes que poden ocasionar la falta de magnesi.

    • Cristina Zemba
      Responder

      Hola, Lourdes. Me alegro que te haya resultado interesante. un saludo cordial y muchas gracias por leerme

Deja un Comentario

Contáctanos

Not readable? Change text. captcha txt
vitamina k