Mal aliento : ¿cuáles son sus causas?

 In Salud

El mal aliento o halitosis es un problema frecuente y molesto, ya que tiene repercusión social e influye en la interacción de las personas.

 

¿Dónde se origina el mal aliento?

 

Hay dos tipos de origen:

 

  • Cavidad oral: es el origen de la gran mayoría de los casos. Las bacterias de la boca huelen mal y la acumulación de placa bacteriana en la lengua o en los dientes son responsables de buena parte de estas desagradables emanaciones olfativas. Es importante acudir al odontólogo para una revisión que detecte:
  • enfermedad periodontal (piorrea)
  • gingivitis
  • caries dentales

También unas amígdalas crónicamente inflamadas pueden alojar colonias bacterianas que despiden mal olor

Y por supuesto el tabaco y el alcohol

 

  • Extrabucal: no es la causa más frecuente pero en presencia de una boca sana hay que buscar las causas en el interior. El origen puede ser:
  • Aparato digestivo: infección estomacal por Helicobacter pylori, reflujo gastroesofágico, disbiosis intestinal, estreñimiento
  • Enfermedades hepáticas
  • Aparato respiratorio: sinusitis, rinitis crónica, laringitis, bronquitis
  • Enfermedades renales
  • Diabetes

 

¿De qué forma las bacterias producen mal aliento?

Las bacterias gram-negativas de la boca, que asientan sobre todo en la parte posterior del dorso de la lengua y alrededor de los dientes producen compuestos volátiles de azufre. El azufre es el responsable, entre otras cosas, del olor a huevos podridos. Y todas las bacterias que producen estos compuestos por lo tanto originan mal olor.

Mal aliento de causa no patológica

  • prótesis dentarias: si no se limpian bien y acumulan restos de comida pueden producir mal olor
  • ayuno
  • dietas de aporte proteico: en este caso la cetosis que las acompaña puede producir un aliento fuerte y desagradable
  • alimentos: el ajo y la cebolla al metabolizarse producen compuestos que son expelidos por los pulmones, causando mal aliento
  • tabaco y alcohol
  • aliento matutino: ¡quien no conoce el “olor a profundidades” matinal! Es de un origen completamente natural ya que mientras dormimos producimos menos saliva, que tiene una función de limpieza bucal y de arrastre de las bacterias. Con menos saliva las bacterias crecen sin impedimentos durante esas horas, produciendo mal olor
  • ciertos medicamentos: el metronidazol produce un sabor metálico característico. Otros, pueden causar sequedad bucal: antidepresivos, diuréticos, antiparkinsonianos, antihipertensivos, ansiolíticos, relajantes musculares y anticolinérgicos, entre otros. Al tener menos saliva nos encontramos en una situación como la matutina: sin saliva hay menos limpieza natural de las bacterias de la boca
  • edad: el aliento va cambiando con la edad. Las glándulas salivales con los años van perdiendo su eficacia, lo que afecta a la calidad de la saliva

 

Mal aliento de causa patológica

  • falta o pobre higiene dental: después de comer se acumulan restos de alimentos. Si no son correctamente eliminados son atacados por las bacterias, produciéndose el mal olor. El sarro favorece proliferación de la placa bacteriana
  • Lengua “sucia” (lengua saburral)
  • Caries
  • Enfermedad periodonotal y gingivitis (encías que sangran)
  • Restauraciones dentales en mal estado (coronas y puentes)
  • Candidiasis oral
  • Úlceras bucales de origen diverso
  • Radioterapia y quimioterapia

 

 

¿Qué hacer en caso de mal aliento?

Los sprays anti olor pueden salvar una situación “de emergencia social”. Pero lo importante es descubrir las causas y corregirlas. Como lo más habitual suelen ser los problemas originados en la propia boca, se impone una visita al dentista, y si no fuera ésta la causa, seguir entonces investigando las otras.

La visita al odontólogo  no sólo descartará patologías dentarias y gingivales sino que proporionará los conocimientos para  una correcta técnica de higiene oral diaria, que incluye  cepillado y limpieza interproximal (entre los huecos de los dientes, ya sea con seda o con los artilugios diseñados para ello). Recordar que no sólo hemos de limpiar los dientes sino también la lengua (existen limpiadores específicos). Y al terminar la higiene, un colutorio antispético completa la acción.

Además es conveniente realizarse limpiezas dentales periódicas a fin de eliminar el sarro acumulado.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contáctanos

Not readable? Change text. captcha txt
alimentos funcionalesrhodiola