Pénfigo y alimentos : un tema poco conocido

 In Dermatología, Medicina integrativa

¿Hay alguna relación entre pénfigo y alimentos?

El pénfigo es una enfermedad ampollar crónica de piel y mucosas. Presenta dos variedades clínicas: pénfigo vulgar y pénfigo foliáceo. La palabra «pénfigo» tiene sus raíces en la palabra «pemphix» que significa ampolla.

Se trata de una enfermedad autoinmune donde hay anticuerpos IgG dirigidos contra las desmogleínas 1 y 3, unas moléculas que actúan como «pegamento» entre las células. Al ser atacadasa estas uniones, las células quedan «abiertas» y se forman ampollas, tanto en piel como en mucosas.

Es una enfermedad grave y por lo tanto debe ser de tratamiento hospitalario.

El propósito de este post es comentar algunos aspectos poco conocidos y estudiados en esta enfermedad, como la posible influencia de la dieta.

 

 

Pénfigo y alimentos

 

Alimentos a evitar:

  • Tioles : ajo, puerro, cebollino, cebolla, mostaza
  • Taninos: mango, mandioca, yuca, guaraná, nueces de betel (Asia), frambuesa, arándanos, mora, aguacate, melocotón, jengibre,   ginseng, té, vino tinto, café, especias, berenjena
  • fenoles: pimienta negra, pimiento rojo, mango, pistacho, anacardos, aspartamo, aditivos alimentarios
  • isotiocianatos: mostaza, rábano picante, coliflor
  • ficocianinas: espirulina

 

Estas recomendaciones dietéticas se basan en distintas observaciones y estudios

 

Estudios diversos sobre esta relación

En la Amazonia de Brasil, donde el pénfigo es endémico (se lo llama “fogo salvagem”) se sospecha la relación con el agua de la zona, con alto contenido en taninos. Esta situación también se registra en ciertas zonas de la India.

Las evidencias para la inducción de pénfigo a partir de alimentos consisten en reportes de casos individuales, estudios epidemiológicos y observaciones in vitro.

Por ejemplo, en dos casos clínicos reportados, el consumo intenso de ajo y puerro causó empeoramiento de los síntomas de pénfigo e inducción de lesiones orales. En ambos casos la exclusión de estos alimentos de la dieta resultó en mejoría de las lesiones, mientras que su re utilización volvió a causar brotes.

Con respecto a los compuestos fenólicos, se han encontrado tres casos que cuentan una relación.

El alto consumo de alimentos conteniendo fenoles (ver lista) y taninos ha sido propuesto para explicar la aparición temprana y alta incidencia de pénfigo en pacientes Indios.

Hay una cantidad de estudios que han relacionado los taninos con los efectos cutáneos citotóxicos, incluyendo el desprendimiento de la piel.

Ha habido algún estudio aislado que señala la coincidencia de la toma de suplementos de espirulina con brotes de pénfigo.

Conclusiones sobre pénfigo y alimentos

Si bien no hay estudios a fondo que investiguen el tema, vale la pena investigar la relación con estos alimentos y advertirle a los pacientes.

¿notan un empeoramiento al consumirlos? ¿son parte de su consumo habitual?

Desde luego que un alimento en sí mismo no puede ser la causa del pénfigo. Pero si, como si se tratara de la lotería primitiva, puede ser un “número complementario”.

Las enfermedades autoinmunes son complejas y multifactoriales. Nadie tiene la última palabra. Pero si existiera la posibilidad que quizá un alimento, actuando en un terreno predispuesto, dispare un brote de enfermedad autoinmune, vale la pena cuando menos tenerlo en cuenta. Y advertirle al paciente sobre una probable relación.

Estos son sólo factores alimentarios que PUEDEN incidir en una persona con un terreno predispuesto. En ningún caso son un tratamiento, que siempre debe realizarse en contexto hospitalario.

 

Este post es meramente divulgativo, comentando los últimos avances científicos  en la comprensión de esta enfermedad. Tiene carácter general y no particular.. A través de este medio no se realizan tratamientos ni comentarios sobre casos particulares.

 

 

Recent Posts

Deja un Comentario

Contáctanos

Not readable? Change text. captcha txt
SIBOpsoriasis y alimentación