¿Qué es el molluscum contagiosum?

 In Dermatología

El molluscum contagiosum es una infección vírica cutánea muy frecuente, que afecta fundamentalmente a niños pequeños – menores de 5 años. Está transmitido por un Poxvirus, que no pertenece a la familia de los Papillomavirus sino a otra clase diferente.

¿Qué aspecto tiene?

Son unas pequeñas formaciones redondeadas , del color de la piel o blanco perladas y de superficie lisa o con un hundimiento central – estilo cráter, con un tamaño de 1 a 5 milímetros. Puede haber una sola lesión o muchas, que se localizan en cualquier parte de la piel. Si no están inflamados – rojos- no suelen dar molestias. A veces se pueden acompañar de eccema en la piel circundante, sobre todo cuando es en el pliegue de los antebrazos o rodillas, lo que determina picor.

¿Cómo se transmite el molluscum contagiosum?

La transmisión se produce de piel a piel, por contacto directo. Menos común es el contagio indirecto mediante toallas y objetos de higiene diaria.  Los niños atópicos, que tienen una piel más “porosa” y que por lo tanto no los defiende bien  de los agresores externos, tienen especial predilección a pillarlos. Es en estos casos sobre todo cuando los molluscum pueden acompañarse de eccemas e irritaciones en la piel.

Otra tipo de transmisión frecuente es en la zona genital. El molluscum no es “per se” una enfermedad de transmisión sexual, pero siguiendo al viejo aforismo “se llora por donde se peca…”, es común que entre jóvenes de 18 a 25 años que tengan molluscum en el pubis o zona genital puedan  “pasarlo”  a la pareja. Recordemos que la infección se transmite por  contacto piel con piel.

También hay adultos que pueden contraerlo a través del contacto con niños o en piscinas, pero con mucha menor frecuencia que en los más pequeños.

Uno de los principales factores de riesgo para contraer la infección – sin ser el único- es a través de las piscinas públicas o escolares. En estas circunstancias es mucho más fácil el contacto piel con piel entre los pequeños.

El período de incubación exacto es desconocido pero se estima que  es entre 2 y 6 semanas después del contacto.

¿Qué tratamiento tiene?

Las publicaciones médicas dicen que es una infección autolimitada, esto es, que puede desaparecer por sí sola, por eso algunos médicos siguen la postura de no tratarlos. Pero claro, lo de “auto limitarse” puede ser en un período de 6 meses a 5 años… Y mientras tanto pueden ir aumentando el número de lesiones, sobre todo por auto contagio… y también contagio a otros.  De manera que desde un punto de vista práctico e higiénico es mejor optar por el tratamiento.

Los tratamientos dermatológicos habituales consisten en el curetaje  o la crioterapia.                             El curetaje consiste en la extracción de los mismos con una cucharilla especial llamada cureta. Es conveniente haber aplicado antes una crema anestésica local para disminuir las molestias de la extracción. Lo que sucede es que si los niños son muy pequeños seguramente llorarán por puro susto: la situación de verse en la camilla,  la sangre, el miedo a que le hagan daño… por más crema anestésica que se haya puesto si se dan estas condiciones suele terminar en llantos. O sea que puede ser una situación desagradable tanto para el niño como para los padres, que sufren de ver llorar a su hijo. La ventaja: que se quitan todos al momento. Aunque es verdad que pueden seguir saliendo, con lo cual la siguiente vez que el niño acuda a la consulta será todavía más inconsolable si cabe…

El otro método es la crioterapia. Es más rápido y no hay sangre de por medio pero el quemar los molluscum uno a uno con nitrógeno líquido produce una sensación de escozor. Si son uno o dos suelen tolerarlo bien, pero si son muchos o muy grandes… al cabo de un rato todo termina en llantos.

¿Quiere decir esto que no deban utilizarse estos métodos? Para nada! Se pueden utilizar, pero siempre conviene hablar entre los padres y el médico. ¿Qué  es un niño poco  impresionable y más mayor, que puede entender lo que se está haciendo? ¡Pues adelante! ¿Qué es un niño muy pequeño o muy sensible e impresionable? Seguramente pasará un mal rato.

Los tratamientos antiverrugas no deben aplicarse a los molluscum, ya que no son verrugas. Existen en la farmacia compuestos específicos para el molluscum a base de hidróxido de potasio, pero hay que aplicarlo siguiendo unas directivas precisas por el médico y además no debe aplicarse en niños menores de 3 años ni en mucosas ni en zonas cercanas a los ojos.

La homeopatía ofrece resultados excelentes. La ventaja es que puede ser utilizado a todas las edades, cuando hay lesiones en zonas  difíciles como los párpados y es un tratamiento no tóxico y fácil de tomar por los niños. La desventaja es que los molluscum no se van ya. O sea que si queremos que el niño quede “limpio” de un día para otro no es el indicado. Pero si tenemos un poco de paciencia, esta terapia irá ayudando al cuerpo de forma natural a “sacarse de encima” los molluscum mediante  movilización de las defensas naturales del cuerpo.

En definitiva, frente a un caso de molluscum el mejor tratamiento es el que se planea y decide en forma conjunta entre los  padres y el médico, de acuerdo a la edad, carácter del niño y actividades que desarrolle.

 

Recommended Posts
Comments
pingbacks / trackbacks
  • […] no es una buena barrera, por eso los niños atópicos suelen desarrollar con frecuencia molluscum. Y por el mismo motivo no es la mejor idea ir a la piscina inmediatamente después de depilarse (o […]

Deja un Comentario

Contáctanos

Not readable? Change text. captcha txt