Relaciones entre alimentos y medicamentos

 In Nutrición, Salud

¿Pueden los alimentos interactuar con los medicamentos que tomamos? Y a la inversa: ¿Pueden los medicamentos alterar el aprovechamiento de las vitaminas o minerales de los alimentos? En ambos casos la respuesta es sí.
Las interacciones alimento- medicamento pueden afectar el modo en que una medicina dada está actuando o causar algún tipo de reacción, y las interacciones medicamento-alimento pueden interferir con el aprovechamiento de ciertas vitaminas o minerales.
¿Hay diferencias entre tomar un medicamento con el estómago lleno o vacío? La respuesta es sí, con algunos medicamentos. Algunas medicinas pueden actuar más rápido o más lento, mejor o peor según se tomen con el estómago lleno o vacío. Otros medicamentos pueden irritar el estómago si está vacío y por eso es aconsejable tomarlos después de comer. Lo mejor es, en cada caso, consultar con el médico o farmacéutico o mirar si hay alguna indicación al respecto en el prospecto.

Ejemplos de interacciones alimento- medicamento

– Tomar algunos antihistamínicos con alcohol puede producir somnolencia
Paracetamol y alcohol: mientras se toma paracetamol conviene reducir el consumo alcohólico, para evitar la inflamación del hígado
Antiinflamatorios (aspirina, ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, etc): mejor tomar estos medicamentos con estómago lleno para evitar inflamar el estómago. Además, reducir el consumo de alcohol
Codeína: puede recetarse para la tos o también para el dolor. En estos casos es importante también evitar el alcohol
Broncodilatadores: son medicamentos que se recetan para el asma o la bronquitis crónica, por ejemplo, la teofilina y el albuterol. En estos casos el consumo de café puede favorecer efectos secundarios como excitabilidad, nerviosismo o latidos cardíacos rápidos. Por otro lado en estos casos el alcohol puede llegar a producir náuseas, vómitos, dolor de cabeza o irritabilidad.
Antihipertensivos como enalapril, lisinopril, ramipril (y otros “pril”): estos medicamentos pueden aumentar los niveles de potasio en el cuerpo. El potasio alto puede producir latidos irregulares o rápidos. Por lo tanto es conveniente evitar grandes cantidades de alimentos que contengan potasio como plátanos, naranjas o sustitutos de la sal que contengan potasio.
Medicamentos anticolesterol, por ejemplo simvastatina, atorvastatina, pravastatina (y otras “estatinas”): en estos casos es importante no consumir demasiado zumo de pomelo porque puede aumentar los efectos secundarios de estos medicamentos y también es importante evitar el alcohol para no inflamar el hígado
Antibióticos: ciertos antibióticos como el ciprofloxacino o las tetraciclinas no deben consumirse a la misma hora que productos lácteos (leche, queso o yogur). Por otra parte, es muy importante evitar totalmente el alcohol cuando se toma metronidazol, incluso hasta 2 días después de finalizado el tratamiento para evitar efectos secundarios importantes.
Antifúngicos: el itraconazol hay que tomarlo con estómago lleno

Ansiolíticos: como lorazepam, diazepam o alprazolam. En estos casos conviene evitar el alcohol para no sentir mareos o somnolencia
Antidepresivos: como citalopram, fluoxetina, paroxetina y sertralina. También en estos casos es conveniente evitar el alcohol, por las mismas razones que los ansiolíticos

Ejemplos de interacciones medicamento y nutrientes

Evidentemente estas deficiencias suceden en los casos que un medicamento se toma en forma crónica, no en una situación puntual. Es importante tenerlo en cuenta para consumir los alimentos que contengan los nutrientes que pueden disminuir:
Medicamento                        Déficit nutricional
– Aspirina                               hierro, vitamina C, ácido fólico
– Antiinflamatorios               hierro, vitamina C, ácido fólico
– Aniácidos con aluminio      fósforo, potasio, hierro, cobre, ácido fólico
– Anticonceptivos                  ácido fólico, vitamina B6
– Antihistamínicos                 vitamina B 12, ácido fólico, zinc, calcio, hierro
– Antidepresivos                    coenzima Q10, vitamina B2
– Cimetidina                            vitamina B12
– Broncodilatadores                vitamina B6, potasio, magnesio
– Corticoides                            vitamina D, C, calcio, zinc, selenio, potasio
– Estatinas (anticolesterol)    coenzima Q10
– Tetraciclinas                         hierro
– Paracetamol                         glutatión
Desde luego, no es una lista exhaustiva sino de los medicamentos más utilizados. Por eso es conveniente llevar una dieta equilibrada y variada en la que no falten frutas y verduras que aporten valiosos nutrientes que pueden estar perdiéndose.

Recommended Posts

Deja un Comentario

Contáctanos

Not readable? Change text. captcha txt