Vitamina D : mucho más que salud ósea

 In Dermatología, Nutrición, Salud

La vitamina D una vitamina diferente del resto ya que su fuente principal no son los alimentos sino el sol, por eso en sentido estricto hay quien piensa que no debería ser considerada  como una vitamina – por definición, compuesto orgánico adquirido con la alimentación-  sino como una verdadera hormona.

Aunque parezca extraño que algo tan necesario se adquiera con la luz ultravioleta y no con los alimentos hay que recordar que, en el curso de la evolución, el ser humano no ha estado siempre vestido, más bien todo lo contrario. Nuestros primitivos ancestros africanos recibían sol en cantidad suficiente y en una amplia superficie corporal, trayéndonos a la memoria  el título del famoso libro de Desmond Morris , El Mono Desnudo.

La vitamina D fue descubierta  en 1931, pero es el gran redescubrimiento del siglo XXI, ya que si bien inicialmente se admitió su importancia con respecto a la salud ósea y la prevención del raquitismo es en fechas más recientes cuando se han descubierto múltiples funciones y actividades, a cuál más importante.

Funciones de la vitamina D

Favorece la salud ósea, ya que ayuda a fijar el calcio en los huesos, previniendo el raquitismo y la osteoporosis.

Es necesaria para una correcta inmunidad y tener nuestras defensas activas y de buena calidad.

Incluso recientemente se le han descubierto propiedades antienvejecimiento, ayudando a que las células vivan más tiempo.

Casi todos los órganos del cuerpo reciben influencias de la vitamina D.

Además la deficiencia de vitamina D se relaciona con más casos  de diabetes del adulto, obesidad y síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares, enfermedades autoinmunes, ataques de asma, dolor crónico y fibromialgia, estados depresivos y cáncer. No es que sea la causa de todos estos problemas, pero sí puede ser un factor agravante de todos ellos  y por eso siempre es conveniente tener unos niveles adecuados de la misma.

Dentro de la Dermatología, la enfermedad que parece relacionarse en forma directa con esta vitamina es la psoriasis.  De hecho, uno de los tratamientos tópicos habituales de esta enfermedad es a base de derivados de la vitamina D, y por otro lado es bien sabido que la mayor parte de las veces los pacientes con psoriasis mejoran durante en verano, lo que en buena parte  podría ser debido a la acción beneficiosa de la vitamina D obtenida por la exposición solar.

Es más, hay quien ha relacionado la mayor aparición de gripes y catarros invernales con los bajos niveles de esta vitamina durante este período.

¿Cómo puedo conocer mis niveles de vitamina D?

Un sencillo análisis de sangre, solicitando la prueba específica para ello – calcidiol en sangre- permite conocerlo con precisión.  Hoy en día casi el 50% de la población de los países desarrollados tiene niveles deficientes o insuficientes, sobre todo en los meses menos soleados. Y en ese caso es conveniente administrarlo como suplemento. Pero también hay que decir, aunque parezca asombroso, que aún personas de regiones tropicales pueden tener niveles insuficientes, sin que haya una explicación firme del porqué.  ¿Tiene que ver el tipo de vida del hombre civilizado con estos hechos? Posiblemente, sin que tengamos la certeza ni el cómo…

Examinando nuestra evolución

La mayoría de las veces olvidamos que la especie humana ha evolucionado deprisa, sobre todo en los últimos siglos. Al ser humano tecnológico de nuestros días le resulta difícil imaginar otro escenario que el actual. Sin embargo, no siempre ha sido así.

Cuando nuestro cuerpo “decide” que la obtención de vitamina D mediante el sol era lo más oportuno, era porque estábamos expuestos en la mayor parte de la superficie corporal al sol africano de forma continuada. Hoy todo lo más, nos exponemos al sol durante los meses de verano. El resto del tiempo permanecemos cubiertos, la mayor parte del año.

Pero además hay otra dificultad añadida: el color de la piel. La piel oscura tiene menor capacidad para sintetizar vitamina D: necesita mucho más tiempo que la piel clara. Esto no era un impedimento para los primeros seres humanos, que vivían en zonas tropicales, con una radiación  solar muy elevada y expuestos a la misma durante todas las horas del día y en la mayor parte de su superficie corporal.

 

¿Existen alimentos que contengan vitamina D?

El alimento que más cantidad de vitamina D contiene es el aceite de hígado de bacalao, sin duda algo no precisamente delicioso. Pero además, si consumiéramos este aceite en forma habitual , como va unido también a la vitamina A, correríamos el riesgo de intoxicarnos con dosis elevadas de vitamina A. Por no señalar que hoy en día el hígado de los peces está contaminado con multitud de tóxicos de nuestros mares.

Existen también menores cantidades en el pescado azul (salmón, caballa, sardinas, atún…). Y cantidades muy pequeñas e insuficientes en la leche, huevos y queso.

De manera que la fuente más importante de vitamina D sigue siendo el sol. Pero ¡cuidado! Las pieles claras han de tomar precauciones.  Tampoco son necesarias largas horas:  según el tono de piel se considera que para formar una dosis apropiada de  vitamina D son necesarios de 5 a 20 minutos (más clara la piel, más rápido forma la vitamina, más oscura, más tarda).  Si quieres permanecer en la playa durante más tiempo cabe pues protegerte con pantallas solares. Eso durante el verano… En invierno los niveles caen en picado.

Factores ambientales que inciden en la producción de vitamina D

–          Latitud, estación y hora del día: cuanto más lejos del Ecuador, menos ondas ultravioletas adecuadas para producir vitamina D, en verano es más propicio que en invierno, que aunque estemos al sol no tiene la misma acción formadora. En sitios muy al norte o sur del Ecuador el sol sólo producirá vitamina D entre las 10 y las 15 hs. Recordemos que sólo son necesarios de 5 a 20 minutos, según el tono de piel.

–          ¿Se forma vitamina D detrás de un cristal? ¡No! Puedes ir conduciendo todo el día e incluso ponerte moreno pero no se formará la vitamina. ¿El motivo? Los que pasan el cristal son los rayos ultravioletas A, que ponen la piel morena pero no forman vitamina D, que en cambio es formada por los rayos ultravioletas B

–          Por el mismo motivo hacer UVA (rayos ultravioletas A) en cabinas de bronceado te pondrá morena pero no te dará la radiación necesaria para formar la vitamina (que recordemos son los rayos B)

–          La nubosidad o la polución ambiental pueden filtrar o bloquear la radiación adecuada

–          Contenido de colesterol en la piel: no olvidemos que esta vitamina se forma en la piel a partir del colesterol cutáneo…

Por todos estos motivos no hemos de extrañarnos si nuestra cantidad de vitamina D resulta insuficiente, y como es tan importante conviene que la tengamos siempre en niveles óptimos y a todas las edades. Un sencillo análisis permite conocer estos niveles. Y en caso de deficiencias existen suplementos excelentes que son capaces de restaurar estos niveles bajos hasta un nivel adecuado.

Este post es meramente divulgativo.  Tiene carácter general y no particular.. A través de este medio no se realizan tratamientos ni comentarios sobre casos particulares.

 

 

Recommended Posts
Showing 7 comments
  • Claudia Bonamico
    Responder

    Qué artículo más completo y explícito!!!! Además de necesario, porque realmente no somos conscientes de la importancia de la vitamina D, hasta que por lo que sea nos toca de cerca.
    Como siempre, ayudando a nuestra salud, con buena información y comprensible para los no expertos.
    Muchas gracias, Doctora Cristina Zemba!!!

    • Cristina Zemba
      Responder

      Me alegro que te haya resultado de utilidad, Claudia! La vitamina D es muy importante para nuestra salud y no se le da la importancia que debiera. Por eso me parece importante que la gente pueda acceder a la información de la manera más amena posible. Muchas gracias por tus comentarios!

  • Laura Pizarro
    Responder

    Dra soy de Mendoza Argentina, hacen 5 años que me descubrieron lupus. Pido que me hagan el análisis para buscar si he tenido epstein barr.? y si da positivo que hago?

    • Cristina Zemba
      Responder

      Hola, Laura. Puedes pedir por supuesto que te hagan los análisis. Lo que pasa que en medicina tradicional no hay nada específico para tratar este virus. Aquí contamos con una terapia que se llama microinmunoterapia, que entra dentro de las terapias alternativas y complementarias. te paso el enlace para que puedas ver de que se trata. Pero en ARgentina no está, lo siento!
      Este tipo de enfoque es un complemento a los tratamientos tradicionales ya que ayuda a regular ciertos virus que no tienen fácil tratamiento con medicamentos convencionales. Pero al no estar disponible en Argentina…
      de todas formas te paso los enlaces por si te apetece mirarlos:
      http://3idi.org/Esp/
      esta terapia está en varios países de europa
      los medicamentos son estos: (tambien en varios paises europeos)
      http://www.labolife.info/?&ln=es
      y también este blog relacionado:
      http://www.misistemainmune.es/
      Un saludo cordial

    • Cristina Zemba
      Responder

      Una cosa, Laura. Lo que si te puedes hacer es un análisis de vitamina D3 (calcidiol). eso si que te puedes hacer tanto el análisis como el tratamiento en Argentina. La vitamina D es muy importante tenerla en buenos niveles en enfermedades autoinmunes porque ayuda mucho.
      Los pacientes con lupus eritematoso sistémico presentan una prevalencia elevada de deficiencia e insuficiencia de vitamina D. Y es algo muy fácil de corregir y que te puede proporcionar gran ayuda. Hay trabajos científicos al respecto, de la importancia de la vitamina D en enfermedades como el lupus . Es interesante porque es una prueba sencilla y un tratamiento sencillo y asequible.
      un saludo!

pingbacks / trackbacks
  • […] de la población presenta valores insuficientes o claramente deficientes. Y esto es así porque la vitamina D se adquiere sobre todo por exposición solar. Y aunque España es el “país del sol”, no se […]

  • […]         vitamina D. Esta vitamina, tan importante para los huesos y las defensas, no se ingiere con la alimentación […]

Deja un Comentario

Contáctanos

Not readable? Change text. captcha txt